Música

Published on marzo 31st, 2017 | by Daniel Pimentel

El club de los 27 y otros jóvenes músicos que nos dejaron antes de tiempo

Ley universal: El Club de los 27 es uno de los primeros temas que conoces cuando das tus primeros pasos dentro del rock and roll. Bueno, al menos este fue mi caso, ya que a mi tierna edad pre-adolescente, era un tema que veía en las pocas y viejísimas revistas de rock a las que tenía acceso, y por supuesto, también era un tópico recurrente cuando algunos de mis parientes se enteraban de mis recién adquiridos gustos musicales.

Era divertido escuchar estas charlas sobre rock, el único problema es que obviamente sus historias siembre venían parcializadas, a veces omitían el tema de las drogas, el sexo y vamos, en general dejaban de lado todo lo “turbio” y “escabroso” para proteger mi frágil mente. Incautos. Al final nunca supe bien que es lo que pasaba con este famoso “club”, hasta que mi padre me contó en forma que onda, qué había sucedido con Jim, Janis y Jimi. Por supuesto quedé impactado por aquellas historias y necesitaba saber más.

El club de los 27

Imagen vía http://radiofelicidad.mx

Recuerdo que justo después de terminar la plática, pasé el resto del día en mi primitivo ordenador usando mi aún más primitivo internet para buscar toda la información al respecto, dediqué toda la tarde a indagar sobre ellos tres, su vida, su música, sus carreras, y sus trágicos finales. Durante la noche, simplemente estuve horas viendo el techo, pensando y dándole vuelta al asunto, tratando de entender su grandeza en la historia de la música y su corto paso por la vida. Así de densa era mi adolescencia, en serio.

En aquel entonces (2001) no tenía muchos amigos, pero lo que sí tenía era el asombroso poder de Windows 98, 4 GB de disco duro, 12 MB de RAM (o algo así), un módem que se conectaba al teléfono (y lo dejaba sin servicio), y además de esto, mucho tiempo libre, todo esto me sirvió para investigar durante más horas y muy a fondo de qué iba El Club de los 27, quiénes y cuántos lo integraban y cuáles eran sus historias.

Eran tiempos distintos, Google y Wikipedia llevaban poco tiempo en marcha, casi nadie los conocía y mucho menos funcionaban como ahora, los buscadores de aquel entonces eran malísimos y ni hablar de los letárgicos navegadores que tardaban minutos en descargar una imagen, aún así lograbas encontrar algo de información, ya fuera buscando algunos links en la Encarta, en los foros y por supuesto en las arcaicas páginas de internet, esas en las que adquirías más parásitos que en los tacos de 5 x 10$.

Por supuesto ningún “troyano” se iba a interponer en mis pesquisas por rock and roll, fue así que muy  pesar de mi prehistórica tecnología, la falta de información y todas las trabas de aquel entonces, que pude conocer a otros distinguidos miembros de El Club de los 27 como Robert Johnson, Brian Jones y Alan “Blind Owl” Wilson. Pero nada más y casi no se hablaba de ellos o de otros músicos, al parecer todo el internet giraba en torno a Jim, Janis, Jimmy y Kurt, como si ellos hubieran sido los únicos iconos del rock cuya vida se extinguió prematuramente; a decir verdad, todavía podemos ver esto hoy en día, al parecer siguen siendo los más relevantes en cualquier lista que veas.

No fue hasta mucho tiempo después, por el ahora lejano 2004, cuando de verdad me vi inmerso en estos temas, por supuesto ya contaba con más acceso a la información, tenía un equipo más moderno y quizá por obra de alguna deidad mística, también tenía más amigos con los que podía hablar de música, aquí fue cuando realmente comencé a conocer más bandas y a enterarme de sus historias, aunque en este punto pro supuesto ya conocía algunas de las más grandes tragedias del rock, como la muerte de Jhon Bonham, la Cliff Burton, la de Bon Scott, Kurt Cobain y la de Layne Staley que había sucedido un par de años antes, en el 2002.

Hurgando en internet me di cuenta de que más allá de estos 4 miembros “supremos” de El Club de los 27 y de los otros que había encontrado, existían muchos más jóvenes músicos de rock fallecidos a esa edad, pero también me enteré de otros que casi no aparecían en las listas y que iban desde los 17 a los 40 años, es a ellos a quienes esta nota. Por cierto, hay que dejar en claro que El Club no sólo se compone de músicos de rock, también hay muchos más de otros géneros, sólo que realidad ninguno de ellos despertó tanto mi curiosidad, digo, si te pones estricto Valentín Elizalde puede ser parte, ya que cumple con el requisito principal.

Después de mucho investigar, entendí que por su enorme talento e influencia, además de la asombrosa coincidencia, y la relación que guardan Jim, Janis y Jimi por la época, ellos sean los que más destacan en El Club de los 27, también comprendí que Kurt a su vez sobresale por ser un icono de los 90’s (a pesar de que Nirvana nunca fue lo mio). Obviamente entiendo que por sus misteriosas muertes, todo esto sea combustible para cientos de leyendas, especulaciones, mitos, chismes y exageraciones; lo que no entiendo es el porqué no se les recuerda tanto a otros grandes artistas del rock que también murieron jóvenes, como digo arriba, ellos 4 parecen ser siempre el centro de atención.

Desde figuras un de los 50’s como Ritchie Valens, Buddy Holly y Big Bopper, cuyas trágicas y prematuras muertes irónicamente dieron  vida a la leyenda de El día que murió la música (que sí es recordado pero no taaanto), pasando por Elvis  (¡Todavía vive!), Keith Relf, Randy Rhoads, Ian Curtis, Stuart Sutcliffe, Feddie Mercury y Jhon Lennon, hasta llegar a Michael Hutchence (INXS) y el asesinato de Dimebag Darrell, la última muerte de un músico joven que realmente me impactó ¡Los 40 son los nuevos 20, chavos! Obviamente todos tienen su fandom y sí, los anteriores son ampliamente reconocidos y muy recordados, sin embargo siento que tiene más fuerza el club que todos los demás por el mito colectivo.

Una muerte “posterior” que me tomó muy por sorpresa fue la de Stevie Ray Vaughan, y es que, aunque el fenomenal guitarrista de rock blues falleció casi dos décadas atrás, yo lo conocí ya entrado el 2007, fue algo espectacular oír su música por primera vez, recuerdo haberlo visto en el video de la canción Cold Shot (1984) en un Top 10 de guitarristas en MTV e inmediatamente quedé enganchado con esos simples y mágicos riffs de guitarra e hipnóticos solos blueseros.

Recuerdo que aquella vez pasé todo el fin de semana sin internet ¡El Horror!, así que no podía investigar quién era este magnífico guitarrista que acababa de descubrir, pensé que era alguien “nuevo”, alguien de mi época. No había logrado anotar su nombre, mucho menos me acordaba de el, sólo tenía mal escrito “shoot cold” en un papel; así era la vida en las cavernas, antes de Shazam tenías que anotar algún dato, o la canción que tanto te gustó terminaría para siempre en el olvido.

Cuando por fin logré descubrir de quién se trataba, enorme fue mi sorpresa y aún más terrible mi decepción cuando descubrí en Wikipedia que SRV había fallecido a los 35 años, el 27 de agosto de 1990 en su accidente aéreo, también descubrí que pudo ser el mismo Eric Clapton el que hubiera fallecido aquel día cuando se desplomó el helicóptero en el que viajaban tres miembros de su crew.

Punto y aparte, fue gracias a la música de SRV que comencé a alejarme un poco del metal (666 from hell!) y comencé a escuchar más blues, country y southern rock, en ese tiempo me enteré de la muerte de Jesse Belvin, Nat Jaffe, Tom Fogerty, Duane Allman y del accidente aéreo de Lynyrd Skynyrd, en el que perdimos a Ronnie Van Zant y a Steve Gaines, además claro de los otros tripulantes.

Así siguieron los años y entre más buscaba, más jóvenes artistas encontraba dentro y fuera del El Club de los 27, Keith Moon, Otis Redding, Jim Croce, Tim Buckley y más tarde su hijo Jeff, Cass Elliot, Hillel Slovak, Marc Bolan, Gram Parsons, Sid Vicious, Phil Lynott, Nick Drake, Dennis Wilson, Dave Alexander, Eddie Cochran, Tommy Bolin, Ron “Pigpen”, Pete Ham, Gary Thain, Donny Hathaway, Chuck Schuldiner, Quorthon, Shannon Hoon, Darby Crash, Sam Cooke, Mia Zapata, GG Allin, y la lista lamentablemente sigue y sigue.

Antes de finalizar, debo decir que estoy muy consciente de que el rango de edades que establecí para los celebrados en esta nota es totalmente arbitrario y que dejé fuera a muchos, muchísimos músicos más que murieron después de los 40 años y antes de los 80, 90 y 100, pero ¡Hey!, es bastante complicado establecer un límite de edad o siquiera definir lo que es “la juventud”, ya que no tiene el mismo significado para todos, algunas personas pueden ser jóvenes a los 60 años. Así que ten por seguro que más adelante me encargaré de recordar a los quizá no tan jóvenes músicos de rock fallecidos antes de tiempo.

Termino esta nota con una excelente reflexión que se encuentra en una canción de Cake (banda de ahora chavorrucos, como yo) que dice así “As soon as you’re born, you start dying, So you might as well have a good time” o en español, tan pronto como naces, empiezas a morir, así que más vale pasar un buen rato. Gracias por leer esta nota y recuerda rockanrolear por siempre maestro, forever, forever.

El club de los 27 homero simpson rock forever

¡Forever!

Portada: Taringa.net


About the Author

Daniel Pimentel

Historiador del rock y la vida. Además de ser director y editor de este proyecto, soy colaborador de distintas publicaciones impresas y electrónicas.



Back to Top ↑