Música

Published on febrero 10th, 2017 | by Daniel Pimentel

7 bandas de metal africano que te sorprenderán

Hace unos días leí en Blabbermouth una nota muy interesante que habla sobre “Leathered Skins, Unchained Hearts”, una colección de fotografías tomadas por Paul Shiakallis, en la que podemos ver retratadas a las “Reinas” de la escena metalera de Botsuana, país ubicado en el sur de África. Naturalmente y como buen entusiasta de la música, me puse a escuchar a las agrupaciones a las que pertenecen y debo decir que en algunos casos quedé gratamente sorprendido, ya que a pesar de lo que podamos creer, ciertas bandas de metal africano tiene gran calidad, claro, dependiendo a quién escuches.

Hoy en día sabemos que hay grupos de metal en todo el mundo, numerosos libros, documentales y el internet mismo se han ocupado de globalizar y traer hasta nosotros agrupaciones de países que a veces ni sabemos que existen (me pasó con Curazao y la Isla de Man). Pero, a pesar de que somos conscientes de que existe todo un complejo ecosistema de metaleros distribuidos de manera global, pocas veces nos detenemos a escuchar sus propuestas y en la mayoría de los casos sólo las despreciamos como si fueran un mugroso disco de reggaetón.

Bandas de metal africano

Imagen vía http://www.paulshiakallis.com

El día de hoy quiero compartir contigo tan sólo 7 bandas de metal africano que de verdad superaron mis expectativas y vale la pena escuchar. Antes de comenzar quiero contarte algunas cosas. Primero que nada, tomé agrupaciones de países al azar para hacer esta nota, al principio pensé en incluir una mezcla entre los lugares con un índice de desarrollo humano (IDH) medio y alto en el continente, ya que resulta lógico que en los territorios menos desarrollados existan menos bandas, sin embargo descarté esta idea para hacer una brevísima investigación que abarque –en medida de lo posible- todo el continente. Ojo, tampoco esperes ver países tan exóticos como Suazilandia o Burkina Faso.

También, y como ya te podrás imaginar, no son las únicas ni las “mejores” bandas que existen en esta región del Planeta Tierra, aunque no lo creas, el sitio metal-archives.com tiene cientos de grupos en su base de datos, aunque todo el continente junto –o al menos de los países que están allí- sigue sin compararse con EUA, en donde actualmente hay casi 24 mil bandas registradas.

Overthrust banda de metal africano

Imagen vía youtube.com

Finalmente quiero añadir que para la elaboración de esta lista revisé alrededor de 200 bandas y lo escaso de su discografía -algunos materiales son verdaderamente difíciles de conseguir-, también me ayudé de algunas revistas y publicaciones especializadas de sus países –Google hace milagros si lo sabes usar-, además de blogs, foros, etcétera, pero siempre hay espacio para tus recomendaciones, estimado lector.

 Una vez dicho esto, vayamos a la lista.

¿Conoces alguna banda de metal africano? Déjame tus recomendaciones en los comentarios.

Comencemos con un antecedente metalero, Amanaz no es propiamente una banda de metal, pero vaya que es un precursor del sonido, ya que éste álbum titulado Africa, vio la luz por primera vez en 1975, aquí podemos escuchar algo de psicodelia mezclada con riffs primitivos de heavy metal. Ellos son originarios de Zambia en donde ya en esos años existía la escena del “Zam-rock”. En lo personal me parece que este disco está justo en el tiempo que debió estar, pero se vuelve un poco más extraordinario si tenemos en perspectiva su origen geográfico.

Ahora toca el turno a Overthrust, una banda de death metal originaria de Botsuana y que ya es un poco más actual. El cuarteto de metal africano se formó en el año 2008 y hasta la fecha sólo cuentan con un álbum titulado Desecrated Deeds to Decease (2015). Algo interesante de esta banda es que en cierta medida suena como a ese death metal crudo que se hacía a principios de los años 90. Yo no sé tú, estimado lector, pero prefiero ese sonido descarnado y oscuro que se hacía antes, en verdad me motiva mucho más que la uber producción que deja todo el sonido “brilloso”, así como en el death metal técnico.

Para continuar esta lista dejo a Excimer, una banda de thrash con toda la vibra ochentera, aunque ellos se formaron en el 2013. Son originarios de Alejandría, Egipto y hasta la fecha cuentan con el EP Serial Killer y un álbum de larga duración titulado Thrash from Fire (2014). Por las fechas podemos decir que forma parte de esta segunda ola de thrash que se dio a principios de los dosmiles con bandas como Warbringer, Violator, etc. Si eres fan del thrash, vale la pena escuchar a estos dignos representantes del metal africano.

Originada en Marruecos, Barzakh es una banda de black metal sinfónico relativamente joven. Comenzó en el 2013 y sólo dos años después lanzaron su primer material titulado Shallow Ocean. Hay varias cosas interesantes que decir sobre esta banda, pero lo que más me llamó la atención fue la atención al detalle que tienen tanto la composición como a la producción del álbum, con tan sólo oír un par de canciones puedes darte cuenta del trabajo que hay detrás de esta realización, ah y por si esto fuera poco, la banda está integrada por sólo una persona, Abdelillah Krim es el que está detrás de este proyecto.

Otra gran banda de death metal originaria de Botsuana es Wrust. Ellos se formaron en el año 2000 y tan sólo tres años después lanzaron su primer demo titulado Mirth of Sorrow. Unos años más tarde apareció Soulless Machine (2007) su primer material de larga duración, además de estos álbumes también tienen un EP que lleva por nombre Too Deep (2011) y más recientemente apareció Intellectual Metamorphosis (2013), en alguna revista leí acertadamente que esta banda tiene como principal influencia a Sepultura, por su combinación de death metal, groove, and heavy rock, obviamente se refiere al Sepultura después de Roots.

Casi llegamos al final de este conteo. Ahora toca el turno a Juggernaught, de todas las bandas de esta lista, esta es la que más me sorprendió y no porque sean unos prodigios del metal, sino porque adoptaron un estilo que muy pocos podríamos pensar encontrar en Sudáfrica, me refiero al Southern Metal, sí, ese sonido reservado casi exclusivamente para los estadounidenses redneck originarios de los estados sureños. Juggernaught tiene en su haber dos EP y tres discos de estudio, siendo Full Grown Woman (2016) mi favorito, aunque el video del single “Waiting” es particularmente inquietante, aquí te lo dejo.

Finalmente tenemos a la banda de metal africano que más me gustó de esta lista, me refiero a Katingation, agrupación originaria de Angola. Su música es death grind puro, duro y ruidoso; pero más allá de su sonido, es la ironía y el humor negro que encontramos en su EP 2 Legs 1 arm (dos piernas y un brazo, en español), sus canciones se mofan de algunas situaciones de su país desde la alta mortalidad hasta los géneros musicales “poperos” de Angola y para rematar, resulta que a los tres miembros de esta agrupación les han amputado un miembro del cuerpo, el guitarrista y el baterista no tienen una pierna y al vocal le hace falta un brazo, de allí el nombre de su EP.

BONUS

Como bonus dejo a Sasamaso, una banda de thrash nacida en Madagascar. De ellos encontré muy poca información, ya que al parecer sólo estuvo activa durante un corto periodo de tiempo y sólo sacaron un demo, pero algo interesante para remarcar, es que la agrupación estaba liderada por una mujer y bueno, esto quizá no suene extraordinario hoy en día, pero a principios de siglo 21 y en África, la verdad es mucho más progresista que algunas acciones que se implementan hoy en día. ¿Por qué como bonus? Bueno, musicalmente suena bastante bien, pero al sólo tener un video para escucharlos, la verdad me es difícil emitir un juicio, además de que no soy muy fan de cómo se escucha la voz femenina en esta canción en particular.

Espero hayas disfrutado de esta selección de bandas de metal africano, si quieres ver más notas como esta, no olvides compartir y dejarnos tus comentarios ¡Gracias por apoyar este proyecto!

Portada: www.mopo.de


About the Author

Daniel Pimentel

Historiador del rock y la vida. Además de ser director y editor de este proyecto, soy colaborador de distintas publicaciones impresas y electrónicas.



Back to Top ↑