Cine

Published on febrero 17th, 2016 | by Esencia de Antes

0

Nosferatu, un clásico de horror del cine mudo

Aunque originalmente se llama Nosferatu, Eine Symphonie des Grauens (Nosferatu, una sinfonía del horror), es más conocida en español simplemente como Nosferatu. Este film del director F. W. Murnau es la primera adaptación que se relaciona con la novela Drácula de Bram Stocker y las historias de vampiros.

En un principio Murnau intentaba realizar una adaptación original de la novela Drácula, más no pudo hacerse de los derechos de la obra de Stocker, por lo que decidió crear su propia historia cambiando los nombres de los personajes y los lugares, aunque al final resulto muy parecida a la novela, por lo que la viuda de éste, empleó un juicio por infracciones a los derechos de autor; caso que ganó. Así el tribunal ordenó la destrucción de todas las cintas, más esta ya se había reproducido en varias partes del mundo y así se lograron guardar copias del film.

El film se estrenó el 17 de febrero de 1922 en La Haya, causando impacto en el modo de hacer cine para esa época. La cinta, pese a las restricciones de que fue víctima, se convirtió en una de las mejores películas sobre el mito del vampiro y una máxima exponente del expresionismo alemán. Y como no ha de serlo si por buen tiempo el Conde Orlok, el personaje aterrador y misterioso interpretado majestuosamente por Max Schreck, se convirtió en el estereotipo perfecto del vampiro, o Drácula para otros; un personaje casi imposible de olvidar, ya que se puede considerar como el padre de todos los vampiros.

Una de las innovaciones de la película fue el haber sido grabada en distintos espacios naturales, como el Castillo de Orava en Eslovaquia, el arco en Wismar y la casa de Orlok, que era uno de los almacenes alemanes Salzpeicher en Lübeck. Sin duda las tomas en blanco y negro le brindan a este film un sentido bastante lúgubre. Llena de planos muy cerrados y momentos aterradores, Nosferatu se vuelve una pieza clave para quienes gustan del cine de horror. La participación de Shreck, como el vampiro ideal es en definitiva, la esencia del film, pues hoy en día Nosferatu, Shreck o vampiro se podría considerar como uno mismo.

La película ha influido en todos los modos de hacer cine de horror. Tanto, que se han realizado distintos tributos como ejemplos podemos citar el de Werner Herzog en 1979, Nosferatu, el vampiro de la noche y La sombra del vampiro (2000) de Elias Merhige, en la que se cuenta como Murnau (John Malkovich) crea una película de vampiros utilizando a un vampiro real, Nosferatu (Willem Defoe), que respondería de cierta forma a imaginarse cómo es que se logró el film original. La imagen de Nosferatu también ha aparecido en innumerables cómics, películas y caricaturas.

Nosferatu de Murnau abrió paso a distintas historias sobre vampiros, y aunque en la actualidad la imagen de estos seres ha sido transformada para llegar a un público más joven, -que a mí parecer demerita la esencia del vampiro tradicional-, Nosferatu es sigue siendo un clásico de horror del cine mudo que tendrían que ver en alguna ocasión.

Texto: Carlos Blancas

Tags: , , ,


About the Author

Avatar

¡Lo nuestro es el rock!



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑