Música

Published on diciembre 7th, 2018 | by Isael Serra

Rock de culto: 9 bandas mexicanas para revalorar

El fenómeno del “rock en tu idioma” de finales de los años 80 en México, se dio como una campaña publicitaria por parte de la disquera BMG/Ariola que presentaba recopilatorios de canciones de bandas argentinas, españolas y mexicanas. Las bandas españolas pertenecían a la llamada “movida madrileña”; el espíritu y estética de dicho movimiento se transmitió a Latinoamérica, en donde nuestro país resultó en un gran mercado, con todo y la llamada represión o “veto” por parte del gobierno contra el rock –desde la satanización del festival de Avándaro en 1971-.

Esto del “rock en tu idioma”, por más comercial y soso que pudiera parecer, ayudó visibilizar a bandas mexicanas en los años 80, y dio paso a una nueva ola de grupos que terminaron explotando en los años 90. Las cosas estaban cambiando en este lado del mundo, y la juventud 80s ya quería un rock propio, como sucedió en los años 70.

Ya no querían más “hoyos fonkies”, ni que el rock se moviera solo a nivel underground: esto no coincidía con lo que estaba pasando en el mundo a nivel comercial, donde el rock reinaba. Las bandas españolas y argentinas, por otro lado, parecían estar un poco más en sintonía con lo que pasaba a nivel mundial. Aunque, influenciados por la new wave,  este tipo de rock latinoamericano perdía un poco su raíz “blues”, para convertirse en una adaptación de lo que sucedía en Inglaterra.

Las vestimentas y los peinados se adoptaron,  y de repente el “rock”-pop- a la Soda Stereo invadía las frecuencias radiofónicas. La gente en México ya estaba harta de que se relacionara al rock con los prejuicios negativos y la descalificación; y las disqueras también querían mejorar su negocio, y que, como pasaba en todo el mundo entonces, se consumiera rock. Y vaya que se consumió, se dio el fenómeno/boom de rock en México en los años 90. Ya conocemos a las bandas celebres de dicho movimiento, y conocemos las canciones/himnos -que aún escuchamos por parte de las bandas tributo en algún bar-.

Con frecuencia me he preguntado las causas del porqué, de todas las bandas que formaron parte de un movimiento tan variopinto como el rock mexicano a principios  de los 90, hoy en día solo se mencionan o se toman en cuenta solo a unas cuantas agrupaciones, a las “estrellas principales”; las más exitosas, y que realmente pudieron vivir de la música. A veces, la mención y la presencia de pesos pesados como Caifanes o Café Tacvba -que claro que son bandas icónicas- es excesiva, y todo un movimiento queda un poco a la sombra.

rock mexicano botellita de jeréz

Botellita de Jeréz. Imagen vía http://rockanrolanews.blogspot.com

Como público solemos recordar poco a agrupaciones que convivieron en el mismo lugar y  fueron parte del mismo fenómeno que le dio a Caifanes, o a otras bandas o muy celebradas, su estatus. O el caso de varias bandas que hoy en día poco se mencionan, y que sin embargo precedieron e influenciaron a grupos más conocidos; pero que por alguna razón no lograron llegar a más y consolidarse como una referencia sólida.

En esta ocasión no hablaremos de los pilares y bandas mexicanas de rock de los años 60 o 70, pues ya se ha tocado el tema de agrupaciones subestimadas de esas décadas en otros textos anteriores; pero es importante mencionar como antecedente al boom que vendría después a bandas como Botellita de Jerez, o Chac Mool, quienes resultaron muy importante en la década de los 80.

Su disco “Nadie en Especial” de 1980 que inauguraría no solo una nueva década sino que sentaría las bases de un nuevo rock en México, una nueva era. A su vez, señalar la influencia de canta autores como Jaime López y Rockdrigo González, que contribuyeron a un desarrollo en la escena a nivel artístico y compositivo.

En esta nota nos enfocaremos en las bandas, ahora subestimadas, que fueron parte del llamado rock mexicano que floreció comercialmente hasta bien entrados los años 90; y que hoy en día se ve con nostalgia, y por lo cual las bandas capitalizan esto en forma de reuniones (Caifanes, estoy mirando hacia ti), o se refleja en las bandas “tributo”  que retoman los éxitos/himno -de dicho periodo- hasta la saciedad.

El Personal

Banda irreverente, identificable, y muy especial. Desde Guadalajara, una de esas bandas geniales que “cambian el juego”; pero que fueron efímeras; con su alineación original duró un par de años. Solo grabaron un disco en estudio, el disfrutable, legendario, y aún vigente “No me Hallo”. La banda comenzó como una idea meramente lúdica, por parte de dos periodistas culturales, sin mayores pretensiones que divertirse y dar un poco de aire fresco a la escena de entonces. Julio Haro su vocalista y letrista, murió a causa del sida en 1992, y otros dos integrantes han fallecido, por lo cual la tragedia forma parte de la leyenda de esta banda de culto, que por su calidad merecía más reconocimiento.

Sangre Asteka

Otra banda “atípica” dentro del movimiento del rock mexicano de finales de los años 80 y principios de los 90. Su música era una fusión, mezclaban la música popular mexicana y el rock; pero lo hacían con creatividad y con un elemento importante: el uso del acordeón, un poco al estilo norteño/polka. Esto en parte dividía al fan promedio del rock mexa: para unos Sangre Asteka eran demasiado “folclóricos” y para otros pocos representaban una verdadera exquisitez en el rock nacional de esa época. Un joven y talentoso guitarrista, José Manuel Aguilera, participaba aquí. Hoy son injustamente olvidados.

Real de Catorce

Esta es una de esas bandas cuya calidad es indiscutible, que llevan años moviéndose de forma independiente, y que tienen seguidores fieles y discos emblemáticos. Siempre era una delicia ver a Real de Catorce en vivo, y es ahí donde uno comprendía su estatus de leyendas. Blues infectado de espíritu rockero y experimental dentro de su estructura. Grandes canciones que eran coreadas sin problema. Hoy en día la banda está en juicios legales desde la enfermedad de José Cruz,  su principal compositor: y el uso del nombre de la banda por parte de los otros músicos. El caso típico –y a veces lamentable- en donde hay dos grupos con el mismo nombre. Una lástima que no se les tome más en cuenta a la hora de hablar de bandas mexicanas emblemáticas.

Iconoclasta

Banda de rock progresivo con una trayectoria de casi cuarenta años. Apreciados incluso en países como Francia o España. Referencia a la hora de hablar de progresivo en México. Unos verdaderos guerreros virtuosos y aferrados. Sobrevivieron los años 80 ofreciendo discos sólidos y bien trabajados, cuando el género que tocaban ya no gozaba de tanta popularidad. Ya en los años 90 se consagraron como una banda fundamental del rock mexicano. Como pasa en estos casos, donde los grupos ofrecen una amplia gama musical y cultural, el grueso del público parece subestimar su existencia.

Casino Shangai

Agrupación que nos trajo al país la experiencia del synth pop/ techno pop al estilo europeo. Como se estilaba a mitad de los años 80. La banda llevaba su música y su vestimenta a un buen nivel de espectáculo; una lástima que el México 80s no tuviera la infraestructura para apoyar a una banda tan prometedora como se merecía. Casino Shangai no salió de la nada, su elegante y singular vocalista, Ulalume Zavala, y otros dos integrantes crearon el proyecto tras disolverse Size, otra banda de culto mexicana. Si disco “Film” de 1985 hoy en día es muy cotizado. Uno de esos “santos griales” del rock mexicano.

La Concepción de la Luna

Se trataba de esa banda “dark” que en los años 90 era infaltable; claro, ellos eran darks pero de Ciudad Satélite- la misma zona donde Café Tacvba inició su andar-, con sus toques personales y sonido propio. Recuerdo que la bando fue formando una legión de seguidores, un cierto culto a su alrededor, esto a mitad de dicha decada. Incluso le abrieron los conciertos a la banda London After Midnight en sus legendarias presentaciones noventeras en nuestro país. La concepción de la Luna es una banda representativa de esa época, de la cuál hoy en día no se habla mucho.

Ansia

Otro grupo que se formó en los añorados 80; pero que tuvo su momento de principal actividad durante los 90. Era una banda constante en la escena de esa época, se les veía tocar en todo tipo de escenarios y rockear lo suficientemente fuerte como para dejar a otras bandas de la escena en calidad de baladistas. Ansia tenían cierta complejidad en su música que los alejaba de las bandas ñoñas promedio. Eran medio metaleros, con toques industriales, a la Prong, como mandaban los cánones 90, Desafortunadamente ni su calidad ni su talento les bastó para llevar a la banda “al siguiente nivel”.  Pero nos deja constancia de que si había bandas interesantes y comprometidas en toda esa movida.

Consumatum Est

Esta banda era toda una referencia a la hora de hablar de rock experimental hecho con calidad en el país. Traían un rollo a la King Crimson; pero puesto al día. Siempre aparecían en las listas de “lo mejor” y más depurado del rock mexicano, y con todo y ese tipo de reconocimientos la banda no gozó las mieles del éxito que sí tuvieron grupos más simples  y autocomplacientes. Y aunque sus discos se encontraban sin problemas en su época, y eran reconocidos por otros músicos, hoy son considerados como una especie de banda “underground”, y rara vez se les menciona al lado de otros grupos archiconocidos que fueron sus contemporáneos; a pesar de ser una banda fundamental del rock mexicano.

Crista Galli

Otro grupo que dio mucho de qué hablar en su momento, ganando concursos y siendo reconocidos por otras bandas; pero que no duraron más que unos pocos años en la escena. Grabando un solo disco, exitoso dentro de lo que cabe;  pero dejando la pregunta de ¿qué hubiese pasado si hubieran durado más tiempo? ¿Se habrían consolidado y competido con bandas que hoy son más reconocidas que ellos? ¿Serian justamente recordados hoy en día por más gente?


About the Author

Isael Serra

Lic. en Derecho y en Admon de Empresas. Ha colaborado para el diario La Jornada en el rubro de periodismo rockero. Conductor del programa especializado "Estridencia" en radio por internet. Metalero/Rockero irredento.



Back to Top ↑