Música

Published on Julio 14th, 2017 | by Isael Serra

Proto punk: bandas con sonido y actitud antes del 76

La eterna discusión de quién fue el primero en ostentar un sonido punk en grabaciones se diluye al escuchar algunas obras que antecedieron al famoso primer disco de los Ramones del año 1976 y por supuesto, anteriores a “Nevermind the Bollocks, Here’s the Sex Pistols” de 1977. Ya en los años 60’s The Kinks, The Who, The Rolling Stones y The Velvet Underground habían plantado la semilla hacía sonidos más crudos, secos y con económica de recursos musicales; y, junto con el garaje rock de los años 60’s, fungen como los abuelos del género, lo que también conocemos como proto punk.

Luego llegarían bandas como The Stooges, MC5 y New York Dolls, quienes antecedieron al movimiento punk con su desfachatado y sucio rock and roll. Discos como “Raw Power” de The Stooges del año 1973, hoy son catalogados como proto punk por su dureza y sonido directo y poco pulido. Cabe aclarar que muchas de estas grabaciones –algunas eran simples singles de 7 pulgadas- fueron ignoradas a nivel masivo en su momento y solo revalorados cuando la fiebre punk invadió el mundo desde Inglaterra en 1977.

The Stooges banda de proto punk

The Stooges. Imagen vía https://culturayalgomas.wordpress.com/

Así que la realidad es un poco más complicada que simplemente decir que los Ramones inventaron todo ellos solos, por más que adoremos a los cuatro enchamarrados freaks neoyorquinos. O que el único y verdadero punk son los comerciales Sex Pistols.

He aquí algunas bandas de lo que se conoce como proto punk, es decir agrupaciones de hard rock cuyas grabaciones dejaron patente que ya existían sonidos punk anteriormente a lo que nos venden los medios “de confianza” como la explosión del 76-77. Obviamente no están todas, tal es el caso de Eddie and the Hot Rots, The Heartbreakers, NEU!, The Dictators, Simply Saucer, Flamin Groovies, etcétera. En los comentarios puedes dejarnos tus recomendaciones.

Los Saicos: Banda de garage del Perú de los años 60’s cuya música ya contenía los elementos de lo que tiempo después se conocería como punk. Esto es: letras rompedoras, temas rápidos de corta duración, gritos primitivos y cavernosos, actitud anti-todo, guitarras estridentes con riffs sólidos y básicos, y sanas dosis de humor burlesco. Su idea era no parecerse a las bandas que copiaban directamente The Beatles y sonar más fuerte que nadie. Como dice uno de sus miembros fundadores, no era música bailable ni romántica; más bien solía espantar al escucha casual. Contrario a lo que se pudiera pensar, el éxito les llegó casi de inmediato en su país: apariciones en televisión, conciertos, varios singles, portadas de revistas, etcétera.

Lo que contribuyó a que la banda se deshiciera a finales de los años 60’s, pues el ser rockstars tan prematuramente fue algo difícil de manejar. Fuera de su país y la región del cono sur, la banda era desconocida para muchos; hasta que gente como Lux Interior de The Cramps los mencionaban como una de las mejores bandas de garaje y tan salvajes que eran casi punk. Ahí comenzó una justa revaloración de Los Saicos, “la banda sudamericana que inventó el punk”.

Blast: una banda de Bélgica que en el año de 1972 entró al estudio a grabar dos canciones “Damned Flame” y “Hope” que fueron editadas al año siguiente en un 7 pulgadas, ahora de culto. Los temas suenan a una especie de The Stooges en esteroides; incluso suenan como hardcore, tocando a una velocidad poco usual para la época, donde hasta antecedieron el tempo frenético típico del thrash; demasiado adelantados a su época.

Hollywoood Brats: Muchos se habla de que el punk surgió en Norteamérica y luego fue “copiado” por los ingleses quienes le dieron forma y nombre; bueno, la historia parece olvidar que en Inglaterra ya existía un movimiento de rock salvaje y con ganas de molestar.

Debido al uso de maquillaje y ropas de mujer por parte de sus ejecutantes -con el afán de escandalizar a la cuadrada sociedad inglesa- se le conoció como glam, pero el sonido de su salvaje rock and roll no era nada “bonito” ni glamuroso, que digamos.

Hollywoood Brats se llamaban originalmente The Queen; pero cuando el grupo comandado por Freddie Mercury comenzó a ser popular debieron cambiar su nombre. Hollywood Brats parecían ser la respuesta inglesa a New York Dolls, pero aún más básicos, o sea “punk rock”. Sus grabaciones del 73 así lo confirman.

Modern Lovers: Tres acordes, una voz desenfadada, y rock and roll sucio, la receta del proto punk. Su himno clásico “Roadrunnner”de 1972 fue incluso versionado por los Sex Pistols, quiénes mucho debían su sonido a esta banda gringa fundamental.

The Saints: Banda australiana que, junto con los Ramones, son considerados por los expertos como los dos ejes fundamentales del punk rock antes de los Sex Pistols. Guitarras sucias, velocidad, actitud a la Stooges y acercamiento al rock and roll de los años 50’s-recordemos que a principios de los años 70’s el viejo R&R era considerado como un género muerto y enterrado-. Afortunadamente, al ser pioneros, convivieron en tiempo y en forma con los grandes del género a finales de los años 70’s. Aunque, extrañamente, no se les da todo el reconocimiento que merecen.

Imperial Dogs: Banda californiana de principios de los años 70’s. Para situarnos en el contexto de la época es importante mencionar que las bandas no podían sobrevivir sin una compañía disquera que los apoyara. Y que para ello, la música debía ser “adecuada” para sonar en la radio. Bueno, a bandas como Imperial Dogs eso les importaba muy poco. Ellos iban a lo suyo: rock and roll crudo tocado con actitud. Ahí están sus grabaciones del 74 para confirmar su filo y su valía.

Haciendo un ruido monumental mientras los Ramones apenas ensayaban, en la otra costa, tratando de sacar canciones bubble gum. Pero claro, la historia nos dice que solo en ciudades tan fashion y cosmopolitas como New York y en Londres ocurrió el punk, y debemos aceptar esa versión como un dogma. Los mismísimos Blue Öyster Cult versionaron su canción “This Ain’t The Summer Of Love”. Era la época de sacar a los hippies y a su moda de su marasmo autocomplaciente e irreal.

Debris: Banda alucinante que venían de en medio de la nada -Chickasha,Oklahoma-; tal vez esto contribuyó a que permanecieran ocultos por mucho tiempo. Ellos practicaban una especie de proto punk -algo art- bastante interesante, imaginativo y experimental, con una filosofía de “Hazlo tú Mismo” -D.I.Y.-.

Death: Como -lo vimos- en ese documental “Una banda llamada Death”. No, no la de “Evil” Chuck Schuldiner, si no estos morenazos locos quienes tocaban punk antes del punk; con algunas dosis de funk y actitud a prueba de todo. El problema de muchas de estas bandas es que dependían de un “hit” para poder ser contratados por una disquera, y, eventualmente sonar en la radio y trascender; pero, como sabemos, eso no sucedió.

Pero por ganas no pararon. En el “rockumental” “A Band Called Death” -muy recomendable- se nos menciona que uno de sus principales problemas se debía a que siempre se negaron a cambiar de nombre: “Muerte” era una palabra muy fuerte para una Norteamérica de principios de los años 70’s, sumida en la guerra de Vietnam y en constantes revueltas sociales fuertemente sofocadas por la autoridad. Las letras de Death eran eminentemente políticas y en contra de la segregación racial ¿así o más punk?

Radio Birdman: Otros locos de Australia, iconos del rock de su país, leyendas vivas de un periodo donde se estaba cocinando buen rock duro y sin concesiones en dicha región. Otros dignos herederos proto punk de MC5 y The Stooges. Como pasa en estos casos duraron poco en activo, no se les daba el reconocimiento adecuado; hasta que se les revaloró como el grupo de culto que es. Actualmente reformados, siguen en activo, brindando discos y conciertos energéticos-pesar de los años encima-.

Rocket from the Tombs: Otras leyendas de Cleveland , Ohio, que desde 1974 comenzaron a hacer ruido. Pasando desapercibidos para muchos, su sonido hoy en día es reconocido como crudo y simple proto punk. La banda duró poco en activo; pero como sucede en estos casos, fueron revalorados y encumbrados como pioneros años después.

Luego de su primera separación algunos de sus miembros se integrarían a los también legendarios Dead Boys con Stiv Bators, quienes versionaron el emblemático himno de Rocket from the Tomb, “Ain’t Fun”, tema que también vería la luz con  Guns n’ Roses en su “Spaguetti Incident”.

Reconozcamos siempre a los pioneros antes de endiosar a quienes vinieron después con la mesa ya puesta, y sobre todo con una disquera detrás armada con eficientes escandalitos y trucos mercadológicos/publicitarios -Sex Pistols te estoy mirando a ti-.

Portada: Cvlt Nation


About the Author

Isael Serra

Lic. en Derecho y en Admon de Empresas. Ha colaborado para el diario La Jornada en el rubro de periodismo rockero. Conductor del programa especializado "Estridencia" en radio por internet. Metalero/Rockero irredento.



Back to Top ↑