Música thrash metal

Published on agosto 24th, 2018 | by Isael Serra

El thrash metal más allá del Big 4

En el año de 1983 se publicaron dos discos que marcarían el inicio formal para el movimiento musical conocido como thrash metal, estas obras serían, Kill em’ All de Metallica y Show no Mercy de Slayer. Ambas bandas californianas sentarían las bases de todo un subgénero musical -revitalizado en nuestros días- que combinaba la velocidad del speed metal y la actitud del hardcore punk.

Pero Slayer y Metallica no venían solos, ya desde el origen bandas como Metal Church -sin ser propiamente thrash fueron pioneros por su velocidad-, Exodus -de San Francisco-, y Overkill -de Nueva York- ejercerían fuerte influencia en el entonces naciente género, llevando las cosas hacia terrenos aún más extremos para la época.

En ese contexto se habla de “Los cuatro grandes del thrash”, los llamados Big 4, conformado por las bandas del género que más vendían, que más “pesaban” y marcaban la pauta, incluso coqueteando con el mainstream de la época -y ya en los años 90, de plano, cambiando su sonido para adaptarse a audiencias masivas-, estamos hablando de Metallica, Megadeth, Slayer y Anthrax. De alguna forma fueron las primeras en grabar formalmente “thrash metal”, apoyadas por disqueras especializadas y que luego dieron el salto a sellos major, los que capitalizaron inteligentemente todo este rollo.

thrash metal

Imagen vía http://www.powermetal.cl

Estas bandas son las  que aparecían en revistas especializadas constantemente y que giraban a nivel mundial a lado de grandes del metal como Ozzy o Iron Maiden, quienes de alguna forma apadrinaban y daban la bienvenida a los desarrapados y acelerados thrashers a la revolución mundial del heavy metal. Hubo bandas que salieron de todos los rincones del mundo, decididos a hacer thrash rápido y rabioso, pero que por llegar a mitad o a finales de los 80, en una escena saturada, se diluyeron entre otras ofertas musicales.

También sucedió que las disqueras comenzaron a competir entre ellas por fichar a sus propias bandas thrash con la esperanza de descubrir al “nuevo Metallica”. Muchas bandas del estilo dieron “el salto” desde el underground y fueron contratadas por discográficas trasnacionales, pero siendo condicionadas por las mismas disquera para seguir cierto camino, un poco a la sombra de fenómeno Big 4, aunque con todo y esto, el horizonte se expandía para el aficionado a estos sonidos.

En una época anterior al internet masivo y la información inmediata, las revistas especializadas solían ser el medio más socorrido para informarse de todo lo relacionado al fenómeno, pero siendo honestos, estas revistas tendían a hablar casi siempre de las mismas bandas, las consentidas/populares del momento. Así que muchos grupos que valían la pena no recibieron una publicidad adecuada.

En esta nota no hablaremos de bandas que todos sabemos que son buenas y que  sin duda merecen mayor reconocimiento también, pero que unánimemente siempre son tomadas en cuenta a la hora de hablar de lo mejor del género, me refiero a grupos como Voivod, Overkill, Nuclear Assault, Dark Angel, Annihilator -cuyo vocalista clásico Randy Rampage recién ha fallecido-,Vio-lence, Hirax, Destruction, Death Angel, Possessed, Testament, Razor, etc. que aunque nunca hayan vendido millones de discos, ni gozado de una mayor popularidad, son reconocidas por la mayoría.

Al contrario, aquí trataremos con algunas bandas que son criminalmente ignoradas -fuera de los círculos thrashers-, grupos que representan perfectamente la esencia de esa música y esa época, pero que el escucha casual rara vez aprecia. Cabe aclarar que en parte gracias a la tendencia del “retro thrash” muchos de los nombres de la lista son mejor apreciadas que antes, pero, repito, solo por quienes están muy clavados en el género. No están todas las bandas que deberían y como es costumbre, aclarar que es una lista subjetiva.

Bandas de thrash metal subestimadas de los años 80

Forbidden

Los grandes olvidados del thrash metal clásico, pertenecientes a la segunda ola de bandas de la bay area-Bahía de San Francisco-  quienes heredaron los hecho por los fundadores y le dieron un enfoque más técnico y melódico. Una banda muy interesante, pero dejada de lado.

Znowhite

Banda de Chicago fundada en 1982, por dos hermanos afroamericanos, tenían una vocalista femenina que le imprimía aún mayor agresividad a su música. Luego de participar en compilados de la Metal Blade, y hacer giras constantes, por fin lograron grabar su ahora clásico, y único disco Act of God hasta 1988. Cuando ya muchas bandas posteriores a ellos, y a quienes habían influenciado, habían grabado ya, a veces copiando su estilo desaforado de hacer thrash.

Hallow’s Eve

Otra banda que merece mayor reconocimiento al lado de otros pioneros. Pues mezclaba speed con thrash y además lo hacían gracia. Capturan perfectamente el espíritu de la época; pero, por alguna razón no se les pone al lado de otros grandes.

Devastation

Thrash sin complicaciones pero tocado con la suficiente actitud para preceder la intención death metal que vendría años después. Sus álbumes Sign of Life (1989) e Idolatry (1991) no tienen ningún desperdicio, y son un amuestra clara de cómo en esa época se buscaba lo extremo con cierto intención, hasta valida; no solo buscar ser rápido por serlo.

Deathwish

Banda inglesa hoy injustamente olvidada, de esas que llegaron a la escena mundial a finales de los años 80 y rápidamente se diluyeron ante la rapidez de la evolución del metal extremo, que ya se decantaba por el Death Metal. Por lo cual bandas como Deathwish quedaron de lado.

Cyclon Temple

Este grupo de Chicago con ex miembros de Znowhite es el ejemplo perfectode la banda que quedó atrapada entre dos décadas muy marcadas en tendencias. A finales de los años 80 las bandas de thrash evolucionaban hacia la experimentación y la técnica; pero, justo a principios de los  años 90 se declaraba al “thrash metal” como muerto en favor de otros géneros -como el “grunge”-, acusando al thrash de ser “repetitivo”.  Poco sirvió que Cyclon Temple grabara una maravilla de disco como lo es I Hate Therefore I Am (1991).

Anacrusis

Otro grupo surgido a finales de los años 80, por lo cual se puede decir que “llegaron tarde a la fiesta”, pues a pesar de su gran calidad y técnica, la gente estaba viendo hacia otros géneros. Es una lástima, pues Anacrusis es de esas joyas ocultas del metal, y su disco Sufering Hour (1988) un clásico indiscutible del género.

Num Skull

Su disco Ritually Abused del 88 es un ejemplo del nivel de intensidad que muchas bandas tenían, antes de que les “cortaran el viaje” con la llegada de la década de los 90, y de repente los Big 4 se vendieran, llegara el grunge y el death metal se declarara como el único camino extremo a seguir en el metal. Muchas cosas se perdieron en el camino, entre ellas los riffs que enganchen a la primera, como es el caso de los riffs del citado disco.

Sabbath

Banda inglesa que, a pesar de experimentar y de tener un sonido propio, no puede negar su filo thrash. Eran originales y se salían de las formulas; tal vez eso los llevó a ser vistos como una banda “extraña”, por los fans de los sonidos thrash mas típicos. Cuando alguien te diga que “todo el thrash” suena igual, enséñale esta banda.

Gothic Slam

Los reyes “sin corona” del thrash callejero. Muchas veces al escuchar sus discos me he preguntado porque no tiene mayor reconocimiento, si grabaron dos buenos discos. La realidad es que ya para finales de los años 80 la escena pronto se saturó de bandas y todo era “thrash”, tanto que muchos grupos efectivos y honestos como Gothic Slam pasaron casi desapercibidos.

Mortal Sin Una de las bandas del genero más conocidas de Australia; pero eso no la hace necesariamente una de las bandas más reconocidas a lahora de hablar de ese thrash clásico, a medio tiempo, sabroso, que nos trasporta a los 80 automáticamente, y que es el soundtrack ideal para tomar una cerveza despreocupadamente.

Onslaught Pioneros del género en su país -Inglaterra-, es impresionante como esta banda, a pesar de ser tan influyente, no tiene un reconocimiento mayor fuera del círculo de los thrashers “trues”.

Sadus  Otros pioneros, en este caso de los sonidos que sirven de puente entre el thrash mas rabioso y el death metal. A pesar de que la banda ha evolucionado a través de los años, discos como Swallowed in Black (1990) nos muestra su verdadera raíz thrasher. Sadus es ese grupo que lo tiene todo -tienen a un Steve Di Giorgio, para empezar, uno de los mejores bajistas del metal-  para ser más reconocidos; pero continúan en el margen de “banda de culto”.

Nasty Savage En este grupo podemos encontrar esa mezcla de heavy clásico con thrash que pocas bandas pioneras lograron mantener intacto. La voz de Nasty, Ronnie, le da un sello aún más característico a la formula. Increíble que no se hable más de esta banda y su influencia.

Holy Terror Otra mezcla interesante entre las raíces de heavy metal y el filo thrash. Otra banda original y con composiciones interesantes, que por alguna maldita razón no es reconocida como se debiera. Ahí están discos como Terror & Submision (1987) o Mind Wars (1988) para que lo compruebes por ti mismo.

Cyclone De las pocas bandas de la época que venían de Bélgica y que ejecutaba un thrash en la vena Slayer, y que además lo hacían condenadamente bien. Su disco Brutal Destruction (1986) no puede dejar indiferente a nadie que diga gustar del thrash.

Artillery Banda de Dinamarca, cuya obra discográfica vale mucho la pena. Fueron protagonistas del desarrollo del género, y su estilo de riffs agresivos combinados con cierta melodía los coloca al lado de bandas con clase e innovadoras.

Exumer Alemanes muy adelantados a su tiempo. Hoy son revalorados como una de las bandas que supieron imprimir agresividad sin perder la musicalidad, y que, por justicia deberían de estar al lado de otras bandas alemanas importantes del género.

Xentrix desde Inglaterra, representaban la gran esperanza por parte de su país en respuesta a las bandas gringas que parecía que se comían todo el pastel del thrash. Xentrix tenían todo para triunfar, y su momento debrillar llegó con su disco For Whose Advantage? (1990) Un verdadero clásico y toda una radiografía de la época. Pero, como hemos visto en estos casos, ya eran los años 90, y pues, el thrash ya no era “lo nuevo”. Ni lo “más cool”. Que ciegos fuimos en minimizar obras como esta.

Vendetta Ya vimos que Alemania nos legó grandes bandas del género; y Vendetta no se iba  a quedar atrás, cada disco de ellos es oro puro en forma de riffs memorables y melodías que no reducen el filo agresivo de la música. Una mezcla que pocos bandas pueden hacer. Una de esas bandas oscuras que merecen la pena rescatar.

Intruder  Esta banda gringa comenzó en un sello underground, pero logró llamar la atención con su speed/thrash original, y para su segundo disco se cambió  a un sello más grande; pero otra vez la historia se repite y llegaron los años 90, y esta gran banda quedó un poco rezagada, pesar de que siguió grabando buenos discos.

Whiplash La banda subestimada por antonomasia en esta área. Directos de Ney York, le enseñaron al mundo que el thrash se podía hacer aún más directo y veloz  tomando fuertes influencias del hardcore punk más extremo. Power and Pain (1985) es un indiscutible clásico del género, y, aun así ¿Cuántos ponen a Whiplash en su altar personal al lado de otras bandas fundamentales?

Darkness Otra muestra contundente de que los alemanes no se andaban con juegos a la hora de hacer thrash metal. Seguro, Sodom y Destruction son muy buenos; pero, ¿ya probaste con Darkness?

Lääz Rockit Pioneros del thrash metal en la ciudad de San Francisco, California; formados en el ya lejano año de 1982. Hoy en día no son puestos al lado de otros pioneros como Exodus o Testament. Y da la impresión de que no son reconocidos como las leyendas que verdaderamente son.

Morbid Saint Responsables de grabar uno de los discos del género más salvajes de los viejos tiempos,  el imperecedero Spectrum Of Death (1986), una verdadera lección en violencia, para aquellos que se atrevan a buscar más allá de lo convencional  en cuanto a thrash metal, y darse cuenta lo influyentes que resultaron estas bandas para posteriores subgéneros como el death.

Portada: http://oldtendencies.blogspot.com/


About the Author

Isael Serra

Lic. en Derecho y en Admon de Empresas. Ha colaborado para el diario La Jornada en el rubro de periodismo rockero. Conductor del programa especializado "Estridencia" en radio por internet. Metalero/Rockero irredento.



Back to Top ↑