Actualidad

Published on agosto 31st, 2018 | by Daniel Pimentel

Cacophony, los olvidados virtuosos de a guitarra

Hace unas semanas se dio a conocer una gran noticia. Según algunos portales web, los virtuosos de la guitarra y ex integrantes y guitarristas de Cacophony, Marty Friedman (a quien seguro recuerdas por Megadeth) y Jason Becker volverían a aparecer juntos en un disco.

La última vez que se unieron estos dos titanes de la guitarra fue para el disco Inferno (2014), un excelente álbum de Friedman que incluye diversas colaboraciones. Por supuesto, la aportación que más llama la atención es la de Becker, quien compuso la música para el tema Horrors.

 

Sin embargo me he topado con información dispar en cuanto a la noticia en diversos medios. Por ejemplo, según una nota presentada por la página chilena Futuro 88.9 FM, los ex miembros de Cacophony estarían colaborando juntos en el próximo disco de Marty Friedman que daría seguimiento a su Wall of Sound (2017).

Cacophony

Portada del álbum Speed Metal Symphony de Cacophony. Imagen vía Amazon.

Sin embargo, esto es un error. Al contrario de lo que se anuncia en algunas páginas web, será Marty Friedman el que colabore en el próximo álbum de Jason Becker programado a lanzarse en noviembre de este año y que sucederá a Collection (2008), hasta la fecha, el último álbum publicado por Becker.

Pero dejando el espacio informativo a un lado (hacía falta aclarar, pues), quiero aprovechar esta nota para hablar un poco de Cacophony, una banda de muy corta trayectoria, pero que ayudó aún más a elevar por los cielos los estándares del metal durante los años ochenta, además de catapultar a estos dos grandes fenómenos de la guitarra.

La Historia de Cacophony

Recuerdo que conocí a esta banda en los albores del año 2001 cuando Napster hizo su magistral aparición en el mundo del internet. En aquel entonces alcanzaba a dilucidar por completo el aporte de esta banda, sin embargo con el paso de los años me ha quedado mucho más claro el panorama de su influencia, sobre todo en el metal.

La agrupación comenzó en el año de 1986 en San Francisco cuando Marty Friedman tenía 24 años y Jason Becker apenas 17. Casi de inmediato, el dúo llamó la atención con su primer álbum titulado Speed Metal Symphony (1987), que ya de por sí tiene un título bastante sugerente.

En este trabajo encontramos muchos -todos- temas interesantes como Savage, The Ninja, Concerto o la homónima Speed Metal Symphony que dotan a la banda de un sonido único, con arreglos y riffs de guitarra como jamás se había escuchado, virtuosos, melódicos y a la vez, también muy poderosos.

Por supuesto no estoy diciendo que no había música similar durante esta la época. Por aquellos años ya teníamos a Yngwie Malmsteen, Joe Satriani o Steve Vai haciendo maravillas con la guitarra. Sin embargo creo que el sonido que ellos tenían dista con lo que creó Cacophony y te propongo un experimento para comprobarlo.

Escucha Trilogy (1986) de Yngwie Malmsteen o cualquier álbum que ronde el metal neoclásico de la época, después dale oído al Speed Metal Symphony y compara el sonido. No te centres el virtuosismo, ejecución, arreglos, ni la composición o grabación, sólo enfócate en cómo suena cada uno y verás de lo que hablo.

Siguiendo con el tema, después de ese gran debut, la banda lanzó su segundo y último álbum titulado Go Off! en 1988 y sí, es otra pieza magistral por parte de este dúo (que en realidad nunca fueron dos, pero bueno). Después del lanzamiento de este material la banda se desintegró y los dos líderes tomaron caminos diferentes.

Martin Friedman continuó su carrera como solista para después unir fuerzas con Dave Mustaine en Megadeth durante la década de los 90’s. Participó con ellos desde Rust in Peace (1990) hasta el controvertido Risk (1999). A la par, seguía grabando materiales como solista, algunos ejemplos de sus trabajos son Dragon’s Kiss (1988), Scenes (1992) o Introduction (1995).

Cacophony

Imagen vía https://www.guitarplayer.com/

Por su parte, Jason Becker lanza en 1988 su primer trabajo como solista titulado Perpetual Burn, en el que por cierto colabora su ex compañero de banda. Ese mismo año llegó a la agrupación de David Lee Roth reemplazando a Steve Vai. Participó con esta agrurpación en tan sólo un disco, A Little Ain’t Enough (1991).

Lamentablemente, un año después le diagnosticaron Esclerosis lateral amiotrófica (ELA), la misma enfermedad que tenía Stephen Hawking y que paralizaba todo su cuerpo, deteniendo por completo su carrera de guitarrista. Desde entonces dejó de tocar, sin embargo esta enfermedad no ha impedido que siga componiendo música.

¿Dónde radica la importancia de Cacophony?

Para mí, la importancia de esta banda recae en dos detalles muy importantes que ya comenté en párrafos anteriores. El primero es que obviamente dio a conocer a estos dos influyentes guitarristas y los mandó a las grandes ligas del metal. Nos guste o no, ambos han servido como pilares de sus respectivos géneros.

La segunda tiene que ver con este sonido que tiene Cacophony y que he venido comentando, ese del que han bebido múltiples guitarristas y bandas. En este momento me resulta bastante complicado describir con palabras lo que quiero decir. Sin embargo, te recomiendo hacer el experimento que te propuse arriba, con eso creo que te darás cuenta de a qué me refiero.

Portada: https://www.ultimate-guitar.com/


About the Author

Daniel Pimentel

Historiador del rock y la vida. Además de ser director y editor de este proyecto, soy colaborador de distintas publicaciones impresas y electrónicas.



Back to Top ↑