Historia

Published on noviembre 24th, 2017 | by Daniel Pimentel

La primera vez que Jimi Hendrix quemó su guitarra, una breve historia

Como podrás imaginar hay cientos de leyendas e historias alrededor de la vida de este gran músico, y es que, a pesar de su corta vida, el icónico guitarrista fue partícipe de miles de andanzas. De todas, hay una en particular que llamó mi atención desde hace tiempo, se trata de la primera vez que Jimi Hendrix quemó su guitarra en un escenario, una historia que por alguna razón no está tan difundida, al menos no al punto de ser un hito de la cultura popular.

Todos conocemos aquella legendaria escena en la que Jimi Hendrix ofreció un sacrificio prendiendo fuego a su instrumento al final de su presentación durante el Monterey pop fest 67. Pero ¿Sabías que esta no fue la primera vez que Jimi quemó su guitarra? Así como lo lees, a decir verdad, todo comenzó varios meses antes durante una gira por Europa en la que también participaron The Walker Brothers, Engelbert Humperdinck y Cat Stevens.

De acuerdo a Chas Chandler (manager y ex bajista de Animals) Jimi comenzó a destruir guitarras muy al estilo de Pete Townshend en los primeros meses de 1967 y para marzo ya era algo regular en los shows. No obstante, debían de buscar una nueva forma de atraer al público y a la prensa (porque aparentemente ser uno de los guitarristas más innovadores de la época no era suficiente) y debían hacerlo con “Fire”, la nueva canción de The Jimi Hendrix Experience.

La idea de la guitarra en llamas llegó el 31 de marzo de aquel año cuando el periodista de rock Keith Altham, Chandler y Jimi se encontraban tras bastidores antes de iniciar un concierto en el Finsbury Park Astoria de Londres junto a The Walker Brothers. En aquel entonces el escritor comentó que sería cool ver al guitarrista tocar la canción “Fire” realmente con la guitarra en fuego, además de que se diferenciaría de su homólogo en The Who. La sugerencia por supuesto llenó las expectativas de Jimi Hendrix y su manager, que inmediatamente enviaron a un ayudante a traer combustible para ejecutar su plan.

El concierto transcurrió de manera normal, pero después de que The Experience concluyera su primer set con “Fire”, Hendrix dejó su guitarra en el suelo y se dirigió hacia la parte delantera del escenario a entretener al público, mientras tanto Mitch Mitchell y Noel Redding continuaban tocando y Chas Chandler empapaba la Stratocaster con en el combustible. Una vez listo el instrumento Jimi se arrodilló junto a él y le prendió fuego; el público enloqueció.

Un detalle interesante es que las llamas alcanzaron un poco más del metro de altura debido a la cantidad de combustible que tenía la guitarra y el fuego se extendió quemando al presentador del evento y las manos de Jimi en el proceso, aunque al final fue capaz de terminar el show con otra guitarra. Acorde a distintas fuentes, Jimi Hendrix no repitió este truco muchas veces, siendo la más icónica en el ya mencionado Monterey Pop Fest, realizado entre el 16 al 18 de junio de 1967.

Es muy fácil entender porque este hecho no es tan celebrado como lo acontecido en marzo de 1967, para empezar no hay fotografías o video de aquel suceso y todo se reduce a un número muy selecto de testigos, así que, si comparamos esta primera vez con lo que sucedió aquel día en Monterey, la primera guitarra encendida de Jimi palidece ante su segunda ocasión; no obstante es importante recordarlo, ya que fue gracias a este antecedente que tenemos una de las imágenes más icónicas del rock and roll.


About the Author

Daniel Pimentel

Historiador del rock y la vida. Además de ser director y editor de este proyecto, soy colaborador de distintas publicaciones impresas y electrónicas.



Back to Top ↑