Actualidad

Published on diciembre 1st, 2017 | by Daniel Pimentel

La intrascendente pero entretenida visita de Zakk Sabbath

A pesar de la creencia popular o de lo mucho que algunos fans aferrados se empeñen en justificar de uno u otro modo al grupo, una banda de covers es una banda de covers, no importa si es un tributo con los mejores músicos de la vida o si tocan la misma canción de Soda Stereo en un triste bar todas las noches para pagar las cuentas, aunque por supuesto, hay de grupos a grupos y todos varían en cuanto a calidad y otros aspectos.

Todo esto viene a colación ya que el sábado pasado tuvimos la oportunidad de escuchar a Zakk Sabbath, el súper grupo integrado por Joey Castillo (batería), “Blasko” Nicholson (bajo) y liderado Zakk Wylde (guitarra y voz), una banda que hace tributo a una de las agrupaciones más legendarias de la historia adaptando el estilo característico del rubio en la música de Black Sabbath, y que la verdad no suena nada mal, pero tampoco está tan de aquellas.

Pero antes de entrar en materia, quiero señalar la excelente labor de ACK Promote por siempre ir un paso más adelante y traer eventos de calidad a nuestra ciudad, muy a pesar de los inconvenientes del sábado pasado y de los que hablaré más adelante. Así mismo quiero destacar la actuación de Black Overdrive, banda que abrió el show de Zakk Sabbath y que para mí se llevaron la noche con su doom/sludge/stoner nacional y de los quienes más adelante haré una nota específicamente dedicada a ellos. Ahora sí, vayamos al tema.

Tengo que ser objetivo y decir que sí, fue un gran espectáculo el que nos brindó esta banda, aunque también no tuvo nada de impresionante. Es decir, el estilo que imprime el power trio en las canciones de Sabbath es bastante interesante pero se vuelve repetitivo y más aún con los solos simplones de Zakk Wylde, muy rápidos, sí, con la guitarra atrás de la cabeza, también, diferentes en algún sentido, no, en realidad todos se oyen igual, yo no sé de dónde sacan que es un virtuoso. Pero aún así la banda tenía gran actitud y la música fue excelente. Mi única queja viene por otro lado que no tiene que ver con la música.

Resulta ser que a la hora de la hora se prohibieron las cámaras fotográficas profesionales durante la presentación de la banda estelar, esas que nosotros como medio de comunicación utilizamos para retratar con una mejor calidad lo acontecido en el show y llevarlo hasta tu monitor.

Mucho se especuló al respecto entre los medios presentes y algunas personas entre el público. El rumor más fuerte indicaba que algunos hampones quisieron robar a la banda durante su presentación en Monterrey, por lo que la seguridad y manager de Zakk Sabbath decidió prohibir estos aparatos durante la presentación de Guadalajara, porque si te quieren robar en MTY, obvio también en GDL, así que #fucklogic. Mientras tanto, otro de los rumores apuntaba a que Zakk no se sabía las letras de las canciones y tenía cartulinas en frente de él a manera de teleprónter.

Al final no pude confirmar ninguno de los dos rumores, pero sea cual fuere la verdad, todo se resumió en Zakk diciendo: “Si vemos una cámara, nos bajamos”, como toda una diva… al mando de una banda de covers. Así que lo único cierto aquí es que nosotros no tenemos fotos oficiales de la presentación de Zakk Sabbath en Guadalajara más que la del recuerdo que pude capturar con mi celular, ya sabes, esa foto malísima que tomé en medio del concierto y que te dejo a continuación.

Por último y para cerrar esta nota sólo me queda mencionar que me da algo de curiosidad lo que pasará el siguiente mes de mayo de 2018 cuando Ozzy Osbourne visite nuestro país acompañado de Zakk Wylde ¿Acaso el rubio llegará con la misma actitud o se relajará porque el escenario quedará más lejos del azote implacable de las cámaras mexicanas? 🤔


About the Author

Daniel Pimentel

Historiador del rock y la vida. Además de ser director y editor de este proyecto, soy colaborador de distintas publicaciones impresas y electrónicas.



Back to Top ↑