Música

Published on mayo 20th, 2016 | by Esencia de Antes

Entrevista con Brenda Marín, parte 2 -y última-

13228044_1330659346961178_527581169_n

Portada de la revista Banda Rockera con Brenda

En la primera parte de esta entrevista, la cantante tapatía Brenda Marín nos hablaba de su influencias primordiales a la hora de cantar-algunas alejadas del rock y más afines con los cantantes españoles y franceses de los años 60’s  -, sus incursiones en el teatro y, como, mediante una convocatoria en una revista de rock en los años 80’s -del tipo de Conecte o Banda Rockera-  acudió a una audición de la banda que después sería conocida como Abaddon.          |

Brenda: Comenzamos con Abaddon, y como ya tenía nexos con gente de teatro, empezamos a trabajar -en lo escénico- . Ya para entonces yo había hecho una comedia musical (con temática- gay, muy sonada en su época, que se llamaba “Fiesta San Luis”. Que fue acerca de un apañón que sucedió en una fiesta de travestis en el sureste de México). Muy politizada la obra de teatro, y además con una musicalización extraordinaria. Ya traía yo como un bagaje teatral y musical que empezaba yo a explotar con ellos-Abaddon- . Y en el momento en que entre a Abbadon estaba yo haciendo una obra de teatro en homenaje a Federico García Lorca, con canciones de el –Si, el poeta también hizo música. Ed- . Y después yo por mi cuenta musicalicé dos poemas de García Lorca, para presentar eso como un espectáculo poético/musical (de lo cual tengo las grabaciones y que en algún momento dado pienso sacar en CD). Y –con Abaddon- empezamos a hacer las líneas melódicas de todas las canciones, algunas ya venían casi terminadas, con la línea melódica bien puesta, a algunas solo les corregía dos o tres cosas a la letra, otras canciones las hice completas yo, otras las hice sobre acordes de Alfredo, yo poniendo la línea melódica y la letra. En realidad éramos cinco músicos; los dos guitarristas y  yo embonábamos perfecto.  Y el bataco tenía cabeza. Y un día invite a Ula Zavala para que nos diera el vistazo; no le pareció malo el grupo y nos consiguió el debut en el bar Nueve. Fuimos la primera banda de metal que tocamos ahí, el 9 de Octubre de 1986; no Transmetal; porque Transmetal argumenta que ellos habían tocado y abierto ahí-para las bandas de metal-. Nosotros fuimos años antes.

Isael: Fue un hito para un movimiento…

Brenda: nadie había tocaba metal en el –canal- nueve. Ya habían tocado las Insólitas imágenes de la Aurora-después llamados Caifanes, Ed.-, Casino Shangai, MCC, Kenny-y los eléctricos-; tocaban los que estaban en la disquera Warner; pero ni Luzbel había tocado ahí. De ahí empezaron a llamarnos para muchos lados. Este disco que saqué en CD- titulado “Brenda Marín” y sacado de manera independiente por la vocalista- es la recopilación de grabaciones de estudio que hice para  hacer los demos de Abaddon-a principios de su carrera. Entonces le dije a un amigo mío, que tenía un estudio de grabación en su casa-recordemos que eso no era tan común-, y que grababa cosas para teatro. Y nos grabó el demo los cuatro tocando en vivo a ocho canales en directo, análogo, a carrete. Y salió un sonido, que tú lo escuchas ahorita y dices, pues es que no le pide nada a las grabaciones que hicieron-posteriormente, los Abaddon- con la cantante chilena. Algunos me dicen que están mejor-los demos- que lo que grabaron después con la cantante chilena

Isael: Yo opino que sí. Esta chica a mí me intriga como, en vez de proponer, trataba de copiar tu estilo.

Brenda: Trataba, fue la única que “trató de”; pero la cuestión es que necesitas tener mi tesitura para cantar mis canciones. Yo tengo una tesitura muy difícil, muy extraña; porque soy contralto; pero soy contralto pura. Eso significa que yo abarco toda la tesitura de contralto y hasta algunas notas de bajo, o de bajo “masculino”, toda las de mezzo soprano, y un cacho de soprano dramático.

Isael: Increíble

13228023_1330659183627861_899181462_nBrenda: cuando dejo de fumar tengo dos octavas de registro; un poquito más, porque si me voy a los graves supero las tres octavas por tres notas.

Isael: Ese es el sello característico.

Brenda: Entonces lo que yo hacía era cantar en medios y graves; sobre todo graves. Y cuando subía a los agudos se notaba mucho el contraste, porque se oían más agudos de los que en realidad eran. Pero nadie canta mis graves.

Isael: No…

Brenda: Han tratado diecisiete vocalistas de cantarlas; pero nadie tiene graves; porque no se han buscado una mezzosoprano o una contralto; han buscado sopranos, y las sopranos no tienen esa capacidad

Isael: Y ese entrenamiento tampoco, de subir y bajar la voz con esa facilidad.

Brenda: Pues me lo dio, ahora sí que, la pura  experiencia y el estudio, pues además de las clases que tomé en el conservatorio, y en otras lugares, también estuve aprendiendo con el Maestro Leonardo Guzmán que fue maestro de Piro-Ritmo Peligroso-, de Kenny, de las Pandora , y de muchos artistas más. El introdujo la técnica de jazz neoyorkina en México. De las grandes cantantes negras; con una técnica que no es tan sencilla de aprender; entonces el introdujo eso encima del bel canto. Ya tenía yo ese tipo de preparación del bel canto; pero lo que me ayudó mucho fue el Jazz. A perfeccionar mí estilo. Además yo no entre imitando a nadie, y estaba muy joven, ni me basé en ningún vocalista de metal. No tenía muchas referencias de vocalistas del género cuando empecé a cantar con ellos. Los Abaddon me prestaron discos de metal, uno de Manowar, uno de Iron Maiden, etc. Le di un sello que no venía del heavy metal. Es lo que le digo muchas veces a mis alumnos: el heavy metal primero es música y después es rock; entonces necesitas verlo, no como lo ve un fan heavy metalero, si no como músico. Si lo abordas desde el punto de vista de un heavy metalero tiendes a imitar; y entonces imitas a las bandas que a ti te gustan y quieres repetir las bandas que a ti te gustan. Y como yo no tenía una banda principal del estilo. Yo en el –año- 85 fue cuando escuche a Luzbel la primera vez, y luego escuche a Iron Maiden, y dije, si esta chido el metal; pero yo venía de escuchar tecno, pop, rock, otras cosas.

Isael: ¿Cómo veías la escena en esa época, ya no de metal, si no de rock en general?

Brenda: Muy rica, muy potente, y además con mucha fuerza; porque había de todo; y no había envidias…

Isael: ¿A si? –Que loco-.

Brenda: Aparte había originalidad, nadie se basaba en, “mira este grupo de Europa para basar lo que estoy haciendo…” Cada quién sacó su concepto, con las influencias que tenía ya de bagaje; pero su propio concepto. No puedes comparar los conceptos de esas bandas como Luzbel, como Casino Shangai, ni siquiera Kenny y los Eléctricos, ni el Tri, o MCC,  Delirium, ninguna de esas bandas en boga de aquella época, ninguna de ellas  tenía un estilo que pudieras comprar con alguien fuera de México. Todas eran rock original en español-excepto Casino Shangai que cantaban en inglés y francés-. Con composiciones propias, con arreglos propios, y estilo. En cambio ahora, es tanto el grado de imitación que –las bandas- terminan haciendo covers.

Isael: Son muy genéricos ¿no?

Brenda: Ya no quieren crear, nada más imitan. Y como en “la imitanda” no dan el ancho; pues terminan tocando covers.

13235846_1330658680294578_1850478336_n

Brenda en el escenario con Abaddon

Isael: Pues ahora hay mucha controversia, porque hay muchas bandas específicamente de “tributo”…

Brenda: Tributo mis narices.

Isael: tributo aquí, tributo allá; e incluso quitan espacios a bandas originales

Brenda: Ahorita se usa, y lo voy a decir honestamente: del año de Avandaro-1971-  al 1985 hubo una laguna horrenda en la que mayor parte de los grupos de rock-mexicanos- que pudieron haber hecho historia a nivel internacional, se convirtieron en bandas de “cover”.

Isael: Se justifica por el hecho de Avándaro…

Brenda: Por el hecho de Avándaro; pero ahorita no hay veto

Isael: Tienes razón, siguió igual -hasta ahora-.

Brenda: -Actualmente- Con la entrada de la música del narco, han caído en una laguna viscosa de covers. Yo digo que son músicos versátiles, para fiestas, para cotorreo, para bodas, para bares, para hoteles; pero no son ni la cuarta parte de lo que fueron las bandas que crearon su propio estilo, su propia música, sus propias letras. Y todo propio en los 80´s. Y aunque me este mal decirlo, porque- me va a decir que yo me siento “Uy”. No -por ejemplo- yo si hice mis letras. Yo si hice mis composiciones. Nunca, jamás hice un “cover” a alguien, y nunca imite a alguien para hacer mi estilo…

Isael: Creo que es lo que llama la atención de lo que tú haces, de verdad eres original.

Brenda: Pero no soy la única, la gente de mi generación era así. Tus escuchas, y hasta la misma Kenny resulta original; esta en un estilo muy pop, al estilo, digamos Pat Benatar o algo así; pero muy padre, muy movido, un tanto cuanto bailable y pop. Pero bien hecho y propio. Cecilia Toussaint, como intérprete de Jaime López y otras lumbreras del rock nacional, le dio un estilo propio a la música; porque ella pescó el rock y lo cantaba como rockera de los 70´s y metía unas inflexiones de voz muy rockers que se oían de poca madre; entonces cada una de mis compañeras  la época  tenía un estilo propio. La única que a lo mejor podías compararla un poco, como que se basó su estilo en Janis Joplin, es Nina Galindo; no obstante tiene una voz propia, que a la hora de cantar blues, hay canciones que deberás dices “wow”.

Pero en ese momento había mucha gente con talento, Mario Rivas, en cuanto a músicos hubo grandes bandas como Iconoclasta, Delirium, MCC, Casino, Size, es que me sobran; hasta las Insólitas-Imágenes de  la Aurora- que empezaron a haciendo un pop; pero en cuanto se convirtieron en Caifanes todos nos quedamos, ay no mames.

13219945_1330198777007235_1600581227_n

Imagen de su primer show

Isael: ¿Dónde escuchaste por primera vez a Caifanes, en Rockotitlan?

Brenda: No, los escuché en una fiesta que se hizo por el sur de la ciudad que se hizo como en una especie de teatro tipo griego y ahí se estrenaron como Caifanes.

Isael: ¿Te impactaron?

Brenda: Pues como que me pareció bien el sonido. Como que dije, que bien tocan. Porque todos íbamos a las tocadas de todos; no por el hecho de ser metalera yo dejaba de ir a ver a Delirium o a Nina, o a Cecilia, a Kenny,  etc. Y todas las tocadas que valían la pena íbamos.

Isael: ¿No había envidas, no había competencia?

Brenda: No. Va a estar feo decirlo; pero en el metal las envidias llegaron en los 90’s, ya sabemos con cuales grupos. Y en el pop, lamentablemente el estrellato a muchos les sirvió para hacer una especie como de secta/mafia de la BMG Ariola  que nada más sus puros chicharrones tronaron, y se auto asignaron el haber iniciado un movimiento, que inició en realidad en los –años-70’s con Comrock, con la Warner.

Isael: Como que se agarraron además del movimiento de grupos españoles…

Brenda: Es que además fue eso: para jorobarnos a todos se trajeron a grupos españoles porque en lugar de apoyar en ese momento, -por ejemplo- el guacarock de “los Botellos”, te traes a los hombres G. No mames. No le das relevancia a El Personal; pero si te traes a los “Enanos” Verdes.

Isael: ¿No fue como un movimiento de Televisa?

Brenda: Televisa tuvo mucho que ver. Quisieron borrarlos -las bandas de acá-. Y la mejor forma de hacerlo es trayendo al argentinos y al español para acá. Privilegiando como siempre al extranjero, y taparnos a nosotros. No sé de dónde vino-esa intención-; me imagino.

Isael: Porque se hizo un mercadazo aquí con esas bandas.

Brenda: Me imaginó, porque en el 89 a mí me vetaron. Como lo publique en un post en Facebook, un sujeto muy importante de Televisa-de quien se omite su nombre-; y no solo me vetó a mí, sino a mucha gente.

Isael: ¿Tú crees que haya tenido la consigna de, disminúyeme a todos estas bandas que están haciendo ruido, habla de estas otras?

Brenda: Puede ser; por que Televisa si tenía un interés en el rock, definitivamente. Y Raúl Velasco de hecho lo introdujo mucho en “Siempre en Domingo”. En ese programa se presentó Cecilia -Tousseint-, Ultimatum, ahí ganó Ultimatum el concurso Bacardí. Se presentó Jaime López, el Tri, Briseño. Raúl Velasco tuvo una gran apertura con el rock nacional. Pero a partir del momento en que este otro personaje-se omite su nombre- surge con su odio personal a hacia ciertos rockeros él tuvo que ver en el cómo nos bloquearon.

13162540_1330198593673920_993259881_n

Una más en el escenario con Abbadon

Isael: Yo siento que sí; porque de repente parecieron interrumpirse las oportunidades para casi todos.

Brenda: Había otros productores que hacían sus cosas; de la misma televisora; pero que no bloqueaban a los demás.  La cosa es que había un movimiento ya -en los medios- que venía de los –años-60s, con gente muy destacada, que si hizo por el rock. No podemos negar la presencia rockera –al principio del movimiento- de Alberto Vásquez, Angélica María-que después se fue al pop-, de Cesar Costa, etc.  Porque, a partir del momento en que Olga Ríos trajo el rock and roll a México en los 50’s, fueron los que se sumaron a la primera oleada, de traerlo de E.U.  y comenzarlo a producir en México. Y algunos hasta componían sus propias rolas como los Hermanos Carreón. Ya el movimiento mexicano tenía mucho más fuerza y mucha mayor presencia que el argentino y el español. ¿Por qué el rock de los años 80´s -mexicano-, que fue el gran boom, fue coartado de esa manera?

Isael: Una pregunta difícil de contestar

Brenda ¿Por qué en vez de grabar un disco, pues no digo mío; pero un segundo disco de Ulalume Zavala, grabas a Julieta Venegas? Que era una ex vocalista poco conocida, que nada más pasó como ráfaga en Tijuana No. Y no grabas a la que en verdad dirigía Tijuana No, que era un gran talento, que tocaba el teclado. ¿O porque conviertes a la única rockera mexicana a Rita Guerrero? ¿Qué corona tenia Rita? Rita no era la única. Había mucha gente en ese momento a la que podías haber jalado a grabar un disco en MBG Ariola, y no se hizo.  ¿Por qué?

Isael: Por intereses ¿Tal vez ustedes no eran tan manipulables?

Brenda: ¿O teníamos enemigos?

Isael: O sea,  ya le habían “pisado los cayos a alguien”.

Brenda: Yo se los pisé a alguien. No lo voy a decir en público porque hay mucha gente involucrada.

Isael: Ahora Televisa está en decadencia.

Brenda: Le dieron mucho auge a lo populachero. Antes los dueños de Televisa tenían cierto aprecio por el arte, por la música. Ni siquiera es buena la televisión que trasmite. Antes la gente no se quería perder la novela; porque había buenos argumentos; ahora incluso incurren a temáticas del narco. ¿Qué significa? ¿Qué ya también eso lo compró el narco?

Yo no estoy peleada con todos los géneros musicales, lo único que digo es que en tiempos pasados todos tenían su espacio, hasta el rock. No estaba todo el espacio invadido por música de banda, o cumbia. Y en cuanto al rock,  de repente cuando metieron a los argentinos y a los españoles lo que hicieron fue ponerle en la madre a un movimiento que tenía mucha fuerza y que pudo haber sido mejor que los argentinos y los españoles, e hicieron estrellas a cuates que no lo merecían.

Isael: ¿Tú crees que en esa época-los 80’s- era marginado el rockero, por que ahora  se nos vende esa idea?

13180904_1330197567007356_1801871871_n

Brenda a principios de 1984

Brenda: No. Fueron marginados en los 70´s por el “Avandarazo“; y  marginados entre comillas por que logró grabar Enigma, Peace and Love, y logró grabar la Revolución de Emiliano Zapata, y Three Souls in My Mind. Y lograron grabar varios.  Hay una historia de rock and roll de los 70s, pese a Avandaro,  que ahí está.  Con los discos que no me dejaran mentir, a lo mejor un poco marginal en los conciertos, porque el gobierno se metió en cosas que no le importaban un pepino; o pensaron que el Rock era el hacedor de todos los males políticos que traían encima, porque si tenía ese bagaje en Europa y Estados Unidos.

Isael: De contracultura, de rebelión.

Brenda: Porque en E.U. rockeros y folkroristas se metieron en el movimiento anti- guerra de Vietnam, y apoyaron el movimiento a los estudiantes; entonces como que le pusieron un sello al rock de rebeldía. Que involucró también a México; porque en el 68 explotó la juventud en el mundo, no nada más aquí en México. En París, en Nueva York, en muchas partes, los jóvenes de esa época estaban hasta la madre del status quo. Y el rock se involucró en eso: dejo de ser la música bailable; para ser la música pensante, la música que podía llevar en sus letras la revolución; En Avandaro no nada más fue por el rock –música-; si no todo lo que ya traía el rock como movimiento. Pero en los 80´s ya afuera “el trompudo”-Días Ordaz-  del poder, y Echeverría ocupándose de otras cosas que importaban más, surgió de nuevo el Rock. Porque tenemos un bagaje anterior a España y Argentina y todo el cono sur, porque somos el país vecino de donde se inventó. Y era obvio que seriamos los primeros en absorberlo.

Isael: Muchos discos mexicanos son muy buscados por coleccionistas.

Brenda: Y sobre todo discos metaleros; llegan a costa miles de pesos.

Isael: ¿Cómo ves a los metaleros actualmente?

Brenda: Hay grupos buenos, que tiene mucho futuro y buen material. Incurren mucho en cantar en inglés de los cual no los culpo porque están buscando otro mercado y hacen bien. Hay grupos, algunos, no todos, en el  Death y Black que imitan,  que musicalmente hablando en esos géneros es en  lo que menos han aportado. O  se están yendo al otro lado, a lo operístico y traen sopranos de opera; pero también es imitación.

Isael: ¿No hay una banda original que incorpore esto elementos, como la ópera, el metal,  que te parezca interesante?

Brenda: No es nada original. Se va a oír feo el decirlo; sería pecar de falta de modestia, o algo; pero en mi época yo era la única que tenía un estilo propio.

Isael: Si, un sello característico.

Brenda: Quizá Marcela la de Ultimatum también. Aunque tiene incurrencia un poco en el grupo Heart. Pero si tienen un estilo propio. Marcela se cansó, y se fue a ser corista de Manuela Torres, cuando ella tiene más talento que Manuela. Elena moreno “la Cocker” –vocalista metalera de Tijuana- se queja mucho de que no se le da el reconocimiento necesario; pero se fue un tiempo a Los Ángeles, se alejó un tiempo del metal, y ahora quiere que se le de reconocimiento.

13187880_1330198123673967_80278354_nAunque me este mal decirlo, yo soy la abuela del metal en México, de las vocalistas femeninas. Aunque a la Coker le moleste.  Marcela se salió de Ultimatum y ya no le interesó nada. Lo único que me salvó a mí en el rock, a pesar de que solo están los demos-grabados-. A pesar de que toque y andaba en todos lados fue el estilo, que no lo puedes comparar con nadie más. Entonces lo que yo le digo a los chavos de ahora es: el reto es crear tu propio estilo, está bien que tengas influencias de death o del black, o de lo que se te pegue la gana; pero si no creas tu propio estilo de cantar y de tocar, vas a meter en una ciénaga lodosa de la que no vas a salir nunca, porqué no estás aportando nada.  Y aunque te cague la madre tienes que aportar algo de originalidad; aunque et cague la madre  Café Tacuba, eso hizo, crear un estilo propio, un género indefinible que con el paso de los años habrá quien le ponga nombre, porque es un género propio, de ellos.

Isael: ¿Tú crees que tú tienes tu propio género? Porque para mí sí. No suena a nadie más.

Brenda: Yo creo que éramos heavy metal, simplista. Para críticos como José Luis Pluma, nos tachaban de que éramos simples, que los guitarristas no eran muy buenos, etc.

Isael: Los juzgaban duro

Brenda: Nos pegaron muy duro. Finalmente teníamos un sonido propio. Y eso fue lo que hizo que algunas personas nos recordaran y dijeran: oye, estos güeyes se oyen muy originales.

Isael: Así es.

Brenda: Pero no imitábamos a nadie. Teníamos influencias, nos gustaba  Iron Maiden. Yo tenía una escuela como de Music Hall, metida al Metal; y se me ocurrió teatralizar, porque además si hacíamos teatro en escena; hacia un desmadre yo, porque metía espadazos en escena, usaba fuego, me daba de cadenazos en la espalda, me bañaba en sangre.

Isael: ¿Cómo reaccionaba la gente?

13219556_1330658776961235_1090210253_n

Brenda con su proyecto Carne Lunar, en la década de los noventa

Brenda: Se quedaban mudos; y fíjate que yo no había visto a Alice Copper, ni a Ozzy, pero ambos tenían esa escuela teatral, kitsch, diabolique. El teatro llevado al extremo, muy de boudeviill

Isael: el Shock Rock

Brenda: Creo que el heavy metal es un tipo de rock que se lleva mucho con la teatralidad, Encontré ese punto y me enamore de eso: con las guitarras así fuertes y la batería a todo lo que da, y doble bombo. Y luego la imagen. Y más que tendíamos a lo diabólico; porque yo tendía a las cosas negras en esa época….hasta fui satanista.

Isael: Que bien.

Brenda: Si. Me acuerdo que conocí a unos amigos teatreros que me dijeron somos satanistas. Yo dije, ah sí, y llegué con mi biblia Satánica y se sacaron de onda. En esa época no eran fáciles de conseguir.  Y ya la había leído toda.  Basábamos nuestras letras siempre en cuestiones literarias, había una letra hasta basada en Conan el Bárbaro, o en Mary Shelley, literatura gótica y la fantasía heroica. Entonces nos considerábamos un grupo de heavy metal porque casi todas las bandas se basaban en esos temas.  Estos términos del death, black y thrash, ya son términos que se han implementado después de una manera un poco rara. Si le preguntas a los grandes como Black Sabbath si se consideran metaleros, te van a decir que no. Se consideran rock.  Yo antes de ser rockera, de ser metalera, me dedico a la música.

Mi amor en la vida es simplemente la música.

-fin-

Texto y fotografías: Isael Serra

Tags: , ,


About the Author

Avatar

¡Lo nuestro es el rock!



Back to Top ↑