Reseñas Those poor bastards

Published on Marzo 31st, 2016 | by Esencia de Antes

Those Poor Bastards: cuando las almas torturadas cantan alabanzas

Those Poor Bastards

Imagen cortesía de www.thosepoorbastards.com

Los estereotipos moldean nuestra realidad poniendo límites entre lo que se puede o no ser para ser parte funcional del grupo, lo que hace que las apariencias sean más importantes que los mensajes mismos. En otras palabras: vivimos en una época en la que la forma lo es todo y el fondo no es sólo una posibilidad que estamos dispuestos dejar pasar sin pena ni gloria.

En este sentido, cuando se habla de música oscura lo primero que se viene a la mente es una banda de jóvenes mugrosos, de pelo largo, mal encarados, vestidos de negro que le ofrendan la sangre de una virgen al diablo mientras gritan frases 50% incomprensibles, 50% blasfemas acompañados de guitarras estruendosas y de un tupa tupa omnipresente. Lo que en algunos casos es hilarantemente cierto. Porque siendo sinceros, hasta cierto punto, los estereotipos son graciosos ya que solemos esforzamos tanto en tener la apariencia adecuada para pertenecer una “escena” que se nos olvida el por qué queríamos ser parte de ella en primer lugar.

En algunos casos extremos la música es lo de menos, lo importante es el “trvismo” que demostramos ante los integrantes del grupo. Lo cual es contraproducente porque en la misma medida en que nos entregamos a este juego, estamos cerrando las posibilidades de conocer algo más, algo que quizá se acerque más a lo que buscamos.

Those Poor Bastards

Imagen cortesía de www.thosepoorbastards.com

El country clásico es uno de los géneros musicales más oscuros y decadentes que existen ya que los temas que lo nutren no son nada figurados, están basados en la cruda realidad, no hablan de entidades metafóricas que llevan a la humanidad a la maldad, de demonios apocalípticos o ideologías caóticas sino de la muerte, soledad, vacío, locura y desesperanza a las que se enfrenta día a día el sujeto promedio, ese que se sabe nada de especial, desprotegido, sin un futuro claro todo esto contrastado con moral inculcada en cinturones bíblicos en los que se origina,así como un romanticismo bucólico que lo hace entrañable. Actualmente el country se ha fusionado con el pop para volverse más rentable y mediático, pero existen algunos proyectos que aun preservan ese estilo mórbido que caracterizó al género por muchos años.

Those Poor Bastards

Imagen cortesía de www.thosepoorbastards.com

Those Poor Bastards se destaca por la simpleza de su música pero la complejidad de sus letras, lo que a primera escuchada podría parecer un himno de alabanza digno de cualquier templo judeocristiano no es sino una crítica a la religión, pero no sólo eso, esta banda de Madison, Wisconsin integrada por Lonesome Wyatt (voz, guitarra) y The Minister (voz, banjo, percusiones) refleja ese sentimiento de amor/odio que existe cuando creer en un poder superior es todo lo que tienes para darle sentido a tu vida, pero no bajo la concepción del Dios comprensivo y amoroso que enseñan en el catecismo sino de su faceta violenta y vengativa, por lo que no es raro que el infierno sea un tema recurrente en su trabajo.

Pero no es su único eje temático, en los 10 discos que ha editado la banda desde 2004 se exploran temas diversos que van desde el abuso de las drogas hasta el desprecio por la sociedad moderna y sus métodos, pasando por el miedo, la muerte, el pecado y la redención mediante la sangre, por lo que como punto de referencia suele ponerse el “Murder Ballads” de Nick Cave and the Bad Seeds, pero nada puede estar más alejado de la realidad: mientras Cave realizó un álbum temático que refleja sus obsesiones, la música de Those Poor Bastards en un reflejo de lo que son, no es una pose o un proyecto artístico, cada uno de sus trabajos es su manifiesto contra la creación divina.Dentro de este concepto también son destacables las atmósferas que llegan a crear en algunas de sus canciones, llegando a parecer temas sacados de películas de terror antiguas lo cual funciona muy bien en conjunción con el resto de los elementos involucrados.

En consecuencia y a pesar de que Wyatt tiene un proyecto solista homónimo en el que aborda temas relacionados a la soledad, a la desesperación y a los cuestionamientos inherentes al estar vivo, además de ser un escritor publicado (The Terrible Tale of Edgar Switchblade Paperback Book) la banda no concede demasiadas entrevistas y sus presentaciones en vivo no son pocas pero sí limitadas a lugares pequeños en los que haya poca gente.

Those Poor Bastards

Imagen cortesía de www.thosepoorbastards.com

En su más reciente trabajo, Sing it Ugly,experimentan con ritmos que no se alejan del su “Doom Country” (como ellos lo llaman) como en el caso de Evil Selfish Fool o de Beat of Your Heart, pero que resultan más apegados al rock’n’roll tal como se puede escuchar en Unwanted, No No No o Hound’s Bone, el disco se complementa con sus clásicas baladas que resultan desgarradoras en la voz de Lonesome Wyatt, destacando Sorry for Everything y Ten Ton Hammer.

En general se puede decir que este disco de Those Poor Bastards tiene un toque de color comparado con sus anteriores trabajos, por lo que resulta más accesible para la gente que no conoce a la banda y quiere darle una oportunidad, pero aun así no es el disco que recomendaría a alguien que prefiere el tipo de country que hacen Tim McGraw o Blake Shelton, puede que tenga ritmos más animados pero la desesperanza sigue patente. Pero es un imperdible para quien disfruta de la música de muerte y destrucción o para el que está harto de esconder bajo una máscara a su bestia interna.

Texto: Luis Fernando Reyes Ramírez
Portada: www.thosepoorbastards.com


About the Author

¡Lo nuestro es el rock!



Back to Top ↑